Sin Educación Sexual No hay Igualdad

La Educación Sexual, tan llevada a veto en la actualidad (sírvase de ejemplo el “pin parental” de nuestra querida Región de Murcia), es una asignatura pendiente en nuestra sociedad desde hace décadas e incluso siglos. Y cuando digo pendiente no quiero decir que no se dé, por supuesto que se da y se ha dado a lo largo de la historia, pues el silencio también es educación. No es una educación adecuada, pero nos enseña que lo que no se habla “no debe de existir por que es malo” y si existe, “se debe de ocultar porque no debería de existir porque es malo”.

Así que por muchos vetos y trabas que se le quieran poner a la educación sexual, ésta ha sido (y sigue siendo en menor medida) una asignatura oculta dada desde el silencio, desde la represión y la opresión, desde el catolicismo (o visión únicamente reproductiva) y el miedo a los pecados,… desde un sistema heteropatriarcal que despoja a la mujer, a lo femenino y al resto de orientaciones “no-heteronormativas” de cualquier derecho de libertad, dignidad, respecto y disfrute. Estas personas de las que se despoja el sistema heteropartiarcal son, en el mejor de los casos, seres de segunda categoría: mujeres, homosexuales, queer, transexuales, etc.

Pero no nos equivoquemos, a pesar de lo que se pueda pensar, no sólo afecta a las mujeres y a las personas “no-heteronormativas”. ¡Este sistema nos afecta y limita a todxs! Sí, hasta a los “machotes”, “machirulos”, “machos alfa” les afecta y limita, sólo que ellos dentro de su posición feudal del sistema son tan ignorantes en su poder que no se dan cuenta, se limitan a defender su feudo exponiendo su falo (o más conocida como polla) largo, gordo, duro y siempre dispuesto. Es cuando ven la polla de Nacho de Vidal, cuando vienen los “madre mía”….

El heteropatriarcado es un sistema sociopolítico donde “lo masculino” y “lo heterosexual” tienen supremacía. Esto es, todo lo relacionado con el género masculino y con la heterosexualidad está por encima de cualquier otro género y orientación sexual. Por lo tanto, dentro del binarismo de género (mujer-hombre, femenino-masculino) en el que se mueve el heteropatriarcado, “lo femenino” (o ser mujer) queda en una posición inferior dentro de la jerarquía del sistema patriarcal, y la hegemonía de la heterosexualidad, como única orientación válida, es lo que provoca que en la cumbre del sistema esté el “hombre heterosexual” (y de raza blanca, claro, porque todxs sabemos que los negros son inferiores, sobre todo en rabo… ejem, ejem).

A pesar de que el feminismo ya no está tan estigmatizado, los partidos de derechas y los poderes económicos (de base capitalista, no social. No podría ser de otra manera) provocan una reyerta con respecto al significado del mismo. Entendidos ignorantes, ¡feminismo no es lo contrario de machismo!  (véase la definición en la R.A.E.). También lo provocan con la educación sexual, como no puede ser de otra forma, recurriendo a bulos que ni siquiera pueden sostener en pie.

Para lograr el cambio social que se pretende desde el feminismo es necesaria una educación sexual (y no voy a poner “afectivo-sexual”, ya que lo sexual ya lleva implícito lo afectivo… y esto de poner “afectivo” delante es un lavado de cara porque la sexualidad se sigue viendo como algo depravado, ¡y no lo es! Así que no voy a hacer ese lavado de cara). Esta educación sexual debe ser integral y siempre debe estar unida a una perspectiva feminista (o de género), abordándose desde la más tierna infancia hasta toda la vida.

La Educación Sexual Integral parte de una visión positiva del hecho sexual humano, el cual no es heteronormativo ni binario. Este hecho sexual humano es diverso en todos sus aspectos y partes, y para conseguir la igualdad se debe comprender y aceptar esto. La igualdad es diversidad. Es admitirnos como seres sexuales desde que nacemos hasta que morimos sin estereotipos, sin organizaciones, sin jerarquías, sin prejuicios. Es aceptar que todxs somos válidos y tenemos los mismo derechos dentro de esa diversidad que nos representa como seres humanos.

Espacio de Alcoba en la Manifestación Feminista del pasado 8 de Marzo en Murcia.

El heteropatriarcado no nos representa, ya que no nos deja ser diversos y, por lo tanto, ser iguales en una sociedad equitativa para todxs. Es una enfermedad social degenerativa, degenera a la sociedad y al ser humano que la forma. Esta enfermedad heteropatriarcal se cura con educación sexual. Educación que educa en igualdad desde la diversidad, desde el respeto, desde la no-discriminación, desde la responsabilidad propia y mutua…. Se hace, por lo tanto, imprescindible para deconstruir todas esas ideas estereotipadas, hegemónicas, erróneas y llenas de prejuicios que nos establece el sistema heteropatriarcal.

El aprender buenos tratos, humanidad, respeto, responsabilidad y corresponsabilidad… es esencial para lograr una sociedad equitativa, igualitaria en derechos y valores. La educación sexual integral aporta esto mismo, desterrar al heteropatriarcado de nuestras vidas y ampliar nuestras miras más allá. Mirar al verdadero mundo, que es diverso en sí mismo sin imposiciones, sin desigualdades, sin jerarquías.

Es necesario reconocer la necesidad de esta educación sexual integral, pero lo que realmente hace falta es que ese reconocimiento se ponga en práctica. Desde aquí reivindico el peso que debe tener en la sociedad actual para conseguir la igualdad que busca el feminismo, la igualdad que busca el colectivo LGTBI+Q, la igualdad que busca el colectivo de personas con discapacidad, etc. La igualdad se basa en desmontar al heteropatriarcado, defendiendo nuestros derechos, y la pieza fundamental es la educación sexual.

¡Defendamos nuestros todos nuestros derechos humanos, también los sexuales!


P.D.: Estamos super contentxs de adelantaros que Espacio de Alcoba está preparando cambios. ¡Vamos a ampliar nuestros horizontes! Pronto tendréis noticias al respecto…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.